¡Hablemos de... los libros!

¡Wo-hola cazadores! ¿Qué tal estáis? Espero que muy bien; yo estoy eufórica, probablemente mientras lees esto estaré en el autobús de camino al campamento. ¿Qué libros estáis leyendo? Yo últimamente no leo mucho, pero estoy con Olvidados de Michael Grant y Te daré las estrellas y mucho más, de Sarah Dessen. Hoy es sábado, y hoy os voy a hablar acerca de los escritores, los libros y todo lo demás relacionado con lo que nos gusta leer... Esta entrada va a ser un poco personal, porque voy a hablar de los escritores y de mi “experiencia” intentando ser una. Espero que os guste y no se os haga pesado =)
Este blog salió a flote gracias a la literatura. Empecé a leer hace cuatro años, con Harry Potter, y a partir de ese momento me dije a mí misma que iba a conseguir leer un libro más. Y lo hice, con Verano en vaqueros. Hubo una temporada que volví a no leer, pero volví, para satisfacerme a mí misma... y aquí estoy. Muchas personas no aprecian el trabajo que hay detrás de un libro. Por ejemplo, yo. Antes leía los libros para pasar un buen rato y no era consciente del trabajo que costaba escribir uno.

Sí es verdad que escribía antes de leer, desde los seis años. ¿El problema? NUNCA, nunca, terminaba nada; empezaba a escribir historias tontas que luego sabía que no iba a seguir. El año pasado, con doce, me dije a mí misma: ¿Por qué no crear mi propio mundo distópico? Porque me encantan este tipo de novelas, me parecen muy originales. Empecé a escribir como si nada, me costaba muchísimo, porque quería que fuese algo serio. Sobre la página cien (que en el word sería la cincuenta o por ahí), pensé en dejarlo. Lo hice, de todas formas.

Luego seguí. Porque me di cuenta de que no podía dejar la historia de Brooke así como estaba. Tenía la necesidad de seguir. Como cuando tienes hambre y comes poco, pero que después terminas comiendo todo el plato y más. Algo así. Terminé el libro, le puse sinopsis y todo, me inventé mi propia portada (un poco cutre, para qué negarlo) y hasta le puse nombre. Después, cuando leí mi primer libro después de escribir el mío propio (que ahora veo que tiene doscientas cuarenta páginas), pienso en lo difícil que es escribir un libro, sea o no grueso.

Siguiendo la línea de lo que os estaba diciendo, escribir un libro no es fácil. Aunque es verdad que muchas veces, cuando leo un libro, me pregunto: ¿En qué momentos el autor o la autora se habrá quedado sin inspiración? Porque muchas veces eso no se puede entrever. Generalmente cuando un autor se queda sin inspiración suele desarrollar las escenas de una manera más lenta o más rápida, ya sea porque no sabe cómo explicarse o porque quiere terminar cuanto antes esa parte del libro, respectivamente. También podemos intuirlo por si mete o no personajes que aporten algo a la trama o que cambien algo en ella.

No sé si sabíais (probablemente sí), que a J. K. Rowling le denegaron el primer libro de Harry Potter muchísimas veces, diciéndole que no sabía escribir, que las editoriales no buscaban publicar ese tipo de libros... Lo que en realidad nos demuestra que porque nos digan que no a los autores si mandamos algún libro a una editorial no significa que escribamos mal, sino que en realidad no quieren publicar algo de ese género o por alguna razón u otra no les gusta tu idea. A J. R. R. Tolkien también le dijeron que no sabía emplear bien el inglés. ¿Y qué ha pasado? Tanto Harry Potter como El señor de los anillos son ahora libros mundialmente famosos.

Con esta entrada, además de desahogarme un poquito, también quiero demostrar que escribir un libro no es fácil, que a veces no valoramos el trabajo que hay detrás de un libro (no solo el que lo escribe, sino el que lo edita, lo maqueta, hace la portada y lo distribuye) y, sobre todo, que un escrito no se desarrolla de una manera liviana y rápida. Escribir un libro serio cuesta. Mucho.

  ¿Qué os ha parecido la entrada? La verdad es que me ha costado mucho redactarla, porque no sabía qué poner exactamente. ¿Me he pasado con los ejemplos o con mis propias experiencias?  Ya sabéis que todos vuestros comentarios son bienvenidos, cada uno los respondo y devuelvo el comentario. Espero que estéis muy bien, seguramente yo esté todavía en el autobús, de camino al campamento. Muchos besos!
¡Hablemos de... los libros! ¡Hablemos de... los libros! Reviewed by Sharisse Miller on 10/18/2015 Rating: 5

6 comentarios:

  1. Vaya, pues no ha salido mi primer comentario!! :(
    Bueno, te decía que ya sabes lo que opino. Siempre te he dicho que tienes que ser constante cuando escribes, pero te dispersas mucho :P
    Aun así ya sabes que yo siempre te animaré a que escribas, porque lo haces muy bien, y como muy bien has dicho tú con los ejemplos, no siempre se aceptan los libros a la primera :D
    Besos y que tengas un feliz campamento!! <33

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    Es verdad que un libro cuesta mucho de escribir, cuesta tiempo y esfuerzo de la persona que lo escribe y muchas veces los lectores no apreciamos eso y creemos que es algo sencillo de hacer.
    Me ha gustado la entrada :3
    un besote!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Me gustó mucho esta entrada. La otra vez estaba escribiendo una de mis historias (también escribo xD) y estaba pensando que un escritor realmente se demora MUCHO tiempo en realizar una historia, y nosotros, los lectores, nos demoramos muy poco tiempo en acabar un libro en comparación a lo que un escritor termina de escribirlo y quizás algunas veces somos muy duros con los escritores, criticándolos o que sus historias no son muy buenas, y no tomamos en cuenta el echo de que realmente cuesta crear un libro. Un escritor se da mil vueltas pensado en cómo está la narración, si la ortografía es buena, si se entiende, si lo que escribes es coherente, etc..
    Bueno, ya me desvié del tema jaja xD
    De todas maneras, creo que tienes mucha razón.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu post, es verdad que a veces no valoramos lo difícil que es escribir un libro, el trabajo que le lleva al autor. A mi me encanta escribir y mira que he intentado inventarme historias pero llego a un punto siempre donde me quedo sin inspiración y no puedo seguir. Yo también me pregunto si al escribir un libro que este en ese momento yo leyendo, el autor se habrá quedado sin inspiración en algún momento y como hizo para salir de ese bache.
    Pienso que los escritores se merecen más merito de parte de nosotros los lectores, no es nada fácil para ellos ofrecernos la obra perfecta, es normal que a veces tengan fallos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Pues te ha quedado una entrad super chula , yo valoro mucho a los escritores, de momento solo leo,no escribo, muy buena entrada, saludos y nos leemos;)

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado la entrada ^^
    Y coincido con lo de los personajes, me gusta cuando aportan algo y tienen su papel dentro de la historia ^^
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar

¡Wo-holaaa!
Mi blog se pone muy contento cuando recibe un comentario tuyo, así que hazle feliz! Si cuelgas algún comentario ofensivo, mi blog se enfadará y borrará el mensaje. ¡Vivan los blogs felices!